Expresión Libre

La Acreditación, un proyecto con sentido de vida institucional

La Universidad Libre dio inicio al acto de instalación del Comité Coordinador Seccional de Autoevaluación con fines de Mejoramiento y de Acreditación Institucional, con la presencia de las más altas dignidades académicas y administrativas nacionales y seccionales, el pasado ocho de febrero. Fue un acto sencillo, sin embargo pleno de calor humano y de entusiasmo por parte de los presentes, pues una de las tantas virtudes de nuestra Universidad es el deseo y compromiso permanente de sus directivas de actualizar en materia de calidad y excelencia académica a la comunidad Unilibrista.

La permanente búsqueda de conocimientos y de sentido de los mismos es ya una forma de mejoramiento de las personas y de las instituciones y requiere a la vez el despliegue de niveles de conciencia que les permita aproximarse a su propia realidad para expresarse en el medio con un alto compromiso y es eso lo que pretende nuestra Universidad, cuando se permite autoevaluarse y autorregularse para desarrollar procesos de mejoramiento.

El ser humano le teme a lo desconocido, a lo que le genere perder estabilidad, así sea con conocimientos y postulados erróneos, por ello prefiere muchas veces quedarse como y donde está así se sienta inconforme con su propia existencia y, es por eso un acto de grandeza el reconocer sus propios errores y tratar de enmendarlos.

Para que una persona y/o una institución deseen reconocerse a sí mismos dentro de los postulados de la autoevaluación se requiere valor, humildad y un alto compromiso con su existencia y permanencia, y es sólo a través de la ética y los valores que se logra este cambio en su visión de mundo, visto como una forma de ampliar su campo de acción y su sentido por la vida.

Los cambios pueden ser molestos para muchos, crecer duele muchas veces y sin embargo crecemos a pesar de nuestros temores y limitaciones; limitaciones que creamos nosotros mismos como mecanismo de defensa para huir de nuestra propia realidad, por eso, a veces creamos un mundo psicótico, en que nos aferramos a “verdades” erróneamente construidas para negarnos ante la posibilidad del cambio. Generar un cambio de visión en estos casos es difícil más no imposible, sólo se necesita conciencia, querer, confiar en sí mismo y en lo que se puede y quiere llegar a ser.

Nuestra Universidad Libre fue fundada por un hombre valiente, un visionario, que ante la derrota presidencial no se dejó amilanar y buscó otras opciones para cumplir con sus sueños; no dejó morir sus ideas ante la frustración sino que sobreponiéndose a las dificultades, las plasmó en la creación de nuestra Universidad; nosotros como merecedores de su legado, no podemos menos que dignificarlo al luchar por su continuidad dentro de los parámetros de la excelencia y calidad en todos nuestros actos y enmarcados dentro de nuestros principios institucionales.

 

Es por eso que “le apostamos” al reto de la Acreditación Institucional, porque tenemos plena confianza en lo que somos y podemos llegar a ser, en el  significado que tiene nuestra Universidad para cada uno de nosotros y en la capacidad y disponibilidad que tenemos para comprometernos a trabajar y luchar por ser cada vez mejores.

Este proceso busca facilitar en nuestra comunidad Unilibrista, la generación de  un cambio en la visión de mundo y del sentido de la vida, para proyectar la existencia de jóvenes profesionales comprometidos con su vida, con su profesión, con alto sentido y proyección social; pretende promover un cambio en cuanto al ejercicio ético de las profesiones a partir del despliegue de niveles de consciencia significativos en relación con el desarrollo de su profesión y la construcción de sentido desde una perspectiva psiconoética (valores).

Se justifica dicho proceso, ya que la búsqueda por parte del ser humano del sentido de la vida, constituye una fuerza primaria. Este sentido es único y específico, en cuanto es uno mismo y uno solo quien tiene que encontrarlo. Únicamente así, logra alcanzar el ser humano un significado que satisfaga su propia voluntad, resumido en lo postulado por Viktor Frankl, V (1989), quien afirma  que “el hombre necesita algo por qué vivir, e incluso por qué morir”.

Y, ese sentido no está dado, hay que buscarlo; es en este caso la Universidad  y todos los miembros de esta gran familia quienes hemos de dar y encontrar a través del proceso de Acreditación Institucional el sentido de nuestro trabajo, de nuestra profesión, de nuestra propia vida, a través de la creación de un proyecto con sentido de vida institucional.

 

Por: María del Pilar Martínez Cubillos

Coordinadora del proceso

 


Copyright © 2015 Expresión Libre. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.