| |    |      |

COVID-19 y contaminación atmosférica

El rol potencial que las partículas de la contaminación atmosférica desempeñan en cómo se dispersa el COVID-19 cada vez tiene mayor consenso en el mundo científico y académico, entendiendo que las gotas donde está contenido el virus, expulsado por los portadores a través de tos y estornudos, las más grandes caen al suelo dentro de un radio de dos metros. Sin embargo, las gotitas de menor tamaño caen a cinco micrones de diámetro y pueden permanecer en el aire por minutos y horas, e incluso desplazarse a distancias mayores. Para ilustrar, el cabello humano en promedio tiene un grosor de 60 micrones.

Siendo así que Leonardo Setti, profesor de la Universidad de Boloña, en Italia, ha sugerido que las gotitas entre 0,1 y 1 micron deben viajar mucho más lejos cuando se adhieren a las partículas de contaminación atmosférica hasta de 10 micrones, PM10.  Esto debido a que  la partícula combinada con la gota y el virus es más grande y menos densa que solo la gota, pudiendo permanecer suspendida en el aire por más tiempo.

Los países más afectados por el número de muertes por COVID-19, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Francia y China, con más de 180 mil víctimas en conjunto hasta inicios de junio, según datos del John Hopkins Institute, han analizado la posible relación que puede tener la contaminación atmosférica con el mayor número de fallecimientos por el coronavirus. Siendo para los científicos altas correlaciones en China, Italia y Estados Unidos,  principalmente con el material particulado PM 2,5 y PM 10.

En el Reino Unido, en la Unidad de Toxicología MCR de la Universidad de Leicester, encontraron que, en adición a las partículas, la exposición a otros indicadores de la mala calidad del aire, como los óxidos de nitrógeno y el ozono, están correlacionados a la letalidad del COVID-19 en diferentes regiones de Inglaterra, esto por el riesgo de enfermedades prevalentes.

Los estudios más recientes, basados en los datos de exposición a PM 2,5 durante los últimos 15-20 años en 3.080 condados de los Estados Unidos, publicados por la Universidad de Harvard, proyectan que el incremento de solo un microgramo por metro cúbico de PM 2,5,  corresponde a un incremento de muertes por COVID-19 en un 15%.

En Colombia, conscientes de las implicaciones económicas, sociales y ambientales que puedan llegar a tener estos análisis, particularmente en una ciudad tan poblada como Bogotá, desde la Facultad de Ingeniería de la Universidad Libre se vienen adelantando estudios al respecto. Y desde el Semillero de investigación Rachel Carson, vinculado al Centro de Investigación de la Facultad, dirigido por el Ing. Ambiental y Meteorólogo Juan Antonio Aragón, se desarrolla la construcción de un prototipo de una APP que haga la interfaz de datos geoespaciales para dispositivos móviles, haciendo las correlaciones espaciales entre los datos de contaminación del aire, las condiciones climáticas y las tasas de letalidad y mortalidad de COVID-19.

De ese proyecto, por cada localidad de Bogotá, ya se han identificado tres principales correlaciones entre la tasa de letalidad del COVID-19 y contaminantes atmosféricos, como son el dióxido de Nitrógeno (NO2), el PM 2,5 y el PM 10. Observándose una relación más fuerte hacia el occidente de la capital y espacialmente más extensa con los contaminantes PM 2,5 y NO2, esto con datos hasta inicios  de mayo.

“En la actualidad queremos, con los participantes del estudio, integrar el análisis meteorológico al modelo de dispersión para entender mejor la dinámica de los contaminantes. De igual manera, después de presentarnos a una convocatoria para obtener apoyo financiero de Francia, hemos identificado que es necesario ampliar el análisis temporal de los datos para identificar posibles prevalencias a exposiciones severas de estos contaminantes. La meta es tener el prototipo de la APP hacia mediados de agosto y que le permita a cualquier usuario de celular consultar las zonas de mayor exposición y riesgo, asimismo que se complemente con otros productos espaciales existentes en la ciudad y que a la larga signifique salvar vidas”, afirmó el profesor de la Universidad Libre, Juan Antonio Aragón.

De acuerdo con datos oficiales de la Alcaldía de Bogotá en la plataforma Saludata, la localidad de Kennedy representa casi un 25% del total de infectados de la ciudad, que, si se suma con los contagios de la localidad de Bosa, representan un tercio de la población contagiada con covid-19 en la capital. Así las cosas, es importante señalar que estas son las zonas de mayor prevalencia de los contaminantes atmosféricos identificados en el estudio.

Según declaraciones del ministro de Salud, Fernando Ruiz, el pico del virus en el país se espera en agosto.

Certificados


Enlaces


Asuntos judiciales

EXCLUSIVAMENTE para notificaciones judiciales de la Universidad Libre
haga clic aquí

Teléfonos

Contáctenos: Bogotá - Colombia.
Línea Gratuita Nacional 01 8000 180560
Sede Candelaria Calle 8 No. 5-80
Sede Bosque Popular Carrera 70 No. 53-40
Pbx Candelaria: (571) 3821000.
Pbx Bosque: (571) 423 2700.

Directorio Telefónico    



PROTECCIÓN DE DATOS