| |

Ecoeficiencia y PRAE

INTRODUCCIÓN

El proyecto de escuelas ecoeficientes tiene como objetivo contribuir con contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales que aporten en la identificación y análisis de las problemáticas ambientales de las instituciones educativas seleccionadas, así como en la reorientación del Proyecto Educativo Institucional (PEI) y del Proyecto Ambiental Escolar (PRAE). El proceso de formación en las instituciones educativas intervenidas permite la reflexión de la comunidad académica y el diseño de matrices de transversalización con la problemática ambiental priorizada (como se verá más adelante), las cuales son evaluadas por los docentes con la intención de incorporarlas en los documentos institucionales y articularlas con la alternativa ambiental de solución que se construye en cada una de las instituciones educativas, fomentando así el fortalecimiento o reconstrucción de los Proyectos Ambientales Escolares, como estrategia de ambientalización curricular.

¿QUÉ ES ECOEFICIENCIA?

El concepto de ecoeficiencia es introducido por el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés), en 1992 como una contribución a la Cumbre Mundial sobre desarrollo Sostenible de Río de Janeiro; en donde expresan que la ecoeficiencia es "Proporcionar bienes y servicios a un precio competitivo, que satisfaga las necesidades humanas y la calidad de vida, al tiempo que reduzca progresivamente el impacto ambiental y la intensidad de la utilización de recursos a lo largo del ciclo de vida, hasta un nivel compatible con la capacidad de carga estimada del planeta". En este orden de ideas, la ecoeficiencia hace referencia al uso respetuoso, culto y eficiente de los recursos naturales, asegurando un alto desarrollo al menor costo ambiental, buscando formar ciudadanos que promuevan una mayor productividad y calidad, usando una menor cantidad de recursos, generando el menor impacto ambiental posible y forjando ciudadanos proactivos y emprendedores.

¿QUÉ ES EL PRAE?

Los Proyectos Ambientales Escolares (PRAE) fueron creados mediante el Decreto 1743/1994 por el cual se instituyó el Proyecto de Educación Ambiental para todos los niveles de educación formal. En este se establecieron los mecanismos de coordinación entre el Ministerio de Educación Nacional y el Ministerio del Medio Ambiente considerando que la Ley 99 de 1993 entrega una función conjunta a los Ministerios en lo relativo al desarrollo y ejecución de planes, programas y proyectos de educación ambiental para la inclusión de la dimensión ambiental, y la formación de una cultura ética en el manejo del ambiente, mediante la definición y puesta en marcha de los Proyectos Ambientales Escolares (PRAE) que hacen parte del servicio público educativo.
Los PRAE son proyectos pedagógicos que promueven el análisis y la comprensión de los problemas y las potencialidades ambientales locales, regionales y nacionales, y generan espacios de participación para implementar soluciones acordes con las dinámicas naturales y socioculturales. La óptica de su quehacer, es la formación desde una concepción de desarrollo sostenible, entendido como el aprovechamiento de los recursos en el presente, sin desmedro de su utilización por las generaciones futuras, con referentes espacio-temporales y sobre la base del respeto a la diversidad y a la autonomía y que contempla no sólo aspectos económicos sino sociales, culturales, políticos, éticos y estéticos en pro de una gestión sostenible del entorno.
De ahí que el trabajo ambiental propenda al logro del mejor estado de desarrollo posible, lo cual hace referencia a sistemas de valores sociales y a las prioridades que una colectividad decide para su futuro. Por eso, lo ambiental y la educación ambiental se relacionan directamente con la construcción de un proyecto de sociedad, y su preocupación, además de la calidad de vida de las diversas poblaciones.
En sus procesos de construcción, los PRAE dan cuenta de: Un contexto, buscando que los conocimientos de la escuela sean significativos en la cotidianidad de los estudiantes y generen una formación en actitudes y valores acordes con las dinámicas naturales y socioculturales.
Procesos de concertación interinstitucional, de tal forma que la escuela contribuya a la solución de las problemáticas del contexto, mediante la gestión del conocimiento con técnicos, investigadores, instituciones gubernamentales y no gubernamentales y organizaciones comunitarias, equipos de trabajo para el diseño, ejecución y evaluación de proyectos que vinculen efectivamente a la comunidad.
En el ámbito de la institución educativa, el Proyecto Educativo Institucional (PEI) ubica al PRAE como un eje que favorece la articulación de distintos saberes y una lectura de conceptos, métodos y contenidos que atraviesa el Plan de Estudios para encontrar soluciones a los problemas ambientales del entorno en el que el alumno se desenvuelve como individuo y como colectivo. Es en esa relación, en la que el individuo puede reconocerse y reconocer su mundo.
En este proceso, la escuela debe posibilitar la práctica de la interdisciplinaridad, entendida como la integración de las diversas disciplinas en torno de un propósito común: la interpretación de un problema concreto. Para esto, se buscan explicaciones y alternativas de solución, se plantean y responden preguntas, se interpreta y argumenta y se escribe la síntesis, con lo que se fortalece el pensamiento sistémico y se hacen más significativos los conocimientos.

¿QUÉ COMPONENTES SE INCORPORAN EN EL PROYECTO AMBIENTAL ESCOLAR?

La situación de contaminación a nivel mundial evidencia el desarrollo industrial incontrolado y la falta de conciencia ambiental necesaria para que un individuo evalúe y tome decisiones con respecto a las consecuencias de sus actos. Es por ello, que una alternativa para combatir el deterioro del ambiente es la educación, que fomente en las comunidades la construcción social del conocimiento, habilidades y formas de actuación responsable. En este sentido, los Proyectos Ambientales Escolares (PRAE) constituyen una estrategia para la inclusión de la dimensión ambiental y requieren, para su diseño y ejecución, la participación conjunta de la comunidad con el fin de alcanzar la ecoeficiencia. Por lo anterior es importante abordar varios ejes temáticos según el contexto de las instituciones educativas, como se observa en la siguiente figura:


Ejes temáticos del proyecto.

A continuación, se amplían cada uno de estos conceptos, teniendo en cuenta que el cambio climático y los derechos humanos son temáticas transversales dentro del proyecto.

Recurso hídrico

Colombia es uno de los países con mayor recurso hídrico del mundo, ocupando el puesto 24, se emplea a nivel agrícola, doméstico, industrial, pecuario y servicios. De acuerdo con la Política Nacional para la Gestión del Recurso Hídrico (2010), cuando se presenta el déficit de agua se genera desabastecimiento y racionamiento, incidiendo en la calidad de vida de la población y en actividades económicas tales como los procesos industriales y la generación de energía eléctrica. Por otra parte, el exceso de agua genera inundaciones y deslizamientos de tierra que afectan la oferta hídrica al contaminar con sedimentos las fuentes de agua, afectando los sistemas de abastecimiento y distribución.


Energía

El concepto de uso racional y eficiente de la energía implica aprovecharla al máximo, sin comprometer los servicios que de ésta se derivan. El ahorro individual y social de energía, implica la reducción del impacto ambiental, se incorporan tecnologías y procesos con iluminación más eficiente, a través del uso adecuado de la misma con sistemas ahorradores o alternativos.

Residuos

Los residuos sólidos, constituyen aquellos materiales desechados tras su vida útil, y que por lo general por sí solos carecen de valor económico. Se componen principalmente de desechos procedentes de materiales utilizados en la fabricación, transformación o utilización de bienes de consumo. Todos estos residuos sólidos, en su mayoría son susceptibles de reaprovecharse o transformarse con un correcto reciclado. La resolución No. 0754 del 25 de noviembre del 2014 emitida por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible incluye dentro de otros aspectos la formulación de estrategias de educación a la población en temas como la separación en la fuente y la responsabilidad en el manejo de residuos en vías y áreas públicas, el sistema de recolección selectiva, además de la ubicación de los centros de clasificación y aprovechamiento y demás elementos necesarios para avanzar en la implementación de una política de desarrollo sostenible.


Biodiversidad

La Biodiversidad se refiere a la diversidad biológica; es decir, a la variedad de vida en la Tierra, expresada en la riqueza de especies, pero también aplicada a genes y ecosistemas. La biodiversidad está estrechamente relacionada con la riqueza cultural y étnica de nuestro país.


Suelo

El suelo es la capa superficial de la corteza terrestre en la que viven numerosos organismos y crece la vegetación. Es una estructura de vital importancia para el desarrollo de la vida. El suelo sirve de soporte a las plantas y le proporciona los elementos nutritivos necesarios para su desarrollo.


Aire

El aire es una mezcla de gases que forma la atmósfera la cual envuelve la tierra, se encuentra presente en todas partes, no se puede ver ni oler, es muy importante para la vida en el planeta porque proporciona el oxígeno indispensable para respirar, el dióxido de carbono que es la base de la fotosíntesis vegetal y el ozono que filtra la mayor parte de los rayos ultravioletas provenientes del sol, disminuyendo la letalidad de la radiación.


Gestión del riesgo

Es la capacidad de transformar las condiciones que generan desastres, actuando sobre las causas que lo producen. Está compuesto por un conjunto de acciones como planes, programas o proyectos, que ayudan a reducir el riesgo existente. Para el caso de los PRAE se incorpora el concepto de autogestión como “la capacidad que tiene la institución escolar de asumirse como protagonista de su propia vida, de entrar a reconocerse y a reformularse, para que desde aquí se garantice la calidad de su participación en los proyectos comunitarios, a través de la formación en actitudes y valores para el manejo adecuado del entorno biofísico, social y cultural” (Torres, 2002).

Cambio climático

Este fenómeno corresponde a un cambio significativo y duradero de los patrones locales o globales del clima, o puede ser causado por influencia antrópica (por las actividades humanas), como, por ejemplo, a través de la emisión de CO2 y otros gases que atrapan calor, alteración del uso del suelo y actividad industrial sin control. Éste es entonces un asunto de inminente prioridad para el país y para el mundo, pues implica una reflexión frente a la dinámica del desarrollo sostenible y a las poblaciones asentadas en zonas sensibles y por lo tanto influenciadas por la agricultura, la pesca y diferentes fuentes energéticas. En este sentido, el cambio climático es un componente transversal puesto que el fenómeno implica la interacción de diferentes elementos sociales, culturales, políticos y naturales que inciden sobre la complejidad ambiental.


Derechos humanos

En éste contexto es necesario destacar el derecho a un ambiente sano, como ciudadanos estamos en la capacidad de promover el derecho que tienen los seres vivos a una vida digna, lo que implica redefinir los modos de vida y las dinámicas establecidas por los individuos y la sociedad desde una tendencia del respeto y el cuidado.


EJES TEMÁTICOS Y ALTERNATIVAS DE ECOEFICIENCIA

ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO –
DERECHOS HUMANOS

EJES TEMÁTICOS

SUBTEMAS

ALTERNATIVAS DE ECOEFICIENCIA

Uso eficiente del agua

Apropiación y conservación del recurso hídrico

Sistemas de recolección y almacenamiento de agua lluvia.
Adecuación de los sistemas de almacenamiento de agua (cambio tanques de asbesto, cambio de sistemas hidráulicos).

Uso eficiente y racional del agua

Sistemas ahorradores de agua (baños, restaurantes, zonas comunes, cambio de sistemas hidráulicos deficientes o averiados)

Uso eficiente de la energía

Uso eficiente de la energía

Bombillos ahorradores
Paneles Solares
Adecuación de instalaciones eléctricas

Residuos

Manejo y gestión de residuos - GIRS

Puntos ecológicos para separación de residuos
Practi-vagones para almacenamiento temporal de residuos

Aprovechamiento de los residuos

Compostera
Kit elaboración de papel reciclado
Lombricultivo

Biodiversidad

Reconocimiento, uso y apropiación de la biodiversidad del sector

Material vegetal para procesos de revegetalización en la IED.
Implementación de cercas vivas para la IED.
Observatorios de fauna (aves) dentro de la IED. (casas y comederos de aves, o fauna nativa que no genere riesgo en la IED).

Seguridad alimentaria y servicios ambientales

Apoyo para la creación o fortalecimiento de huertas escolares y viveros

Diversidad cultural, apropiación y ordenamiento del territorio

Murales ambientales
Embellecimiento de la institución (Murales, jardines, observatorios de aves).
Aulas ambientales.

Aire

Calidad del aire

Puntos ecológicos para separación de residuos
Practi-vagones para almacenamiento temporal de residuos
Material vegetal para procesos de revegetalización en la IED.

Ruido

Implementación de cercas vivas de porte alto para la IED.

Suelo

Calidad del suelo

Adecuación del suelo con material orgánico (compostaje, Humus).
Acondicionamiento del suelo.

Uso del suelo

Acondicionamiento para uso del suelo (huertas escolares, cercas vivas, revegetalización).

Gestión del riesgo

Riesgos naturales

Cambios de sistemas de almacenamiento de agua para prevención de la contaminación de la misma.

Riesgos tecnológicos

Evaluación y ajuste de sistemas eléctricos (cambios de tomas o sellamientos para sistemas que no se usan)
Equipos para atención de emergencias básicos (extintores, botiquines, camilla).

¿LOS PRAE COMO ESTRATEGIA DE AMBIENTALIZACIÓN?

El PRAE constituye una estrategia de investigación que permite la comprensión de los problemas ambientales por parte de la comunidad educativa, en un contexto sociocultural que orienta hacia la transformación del entorno. La ambientalización del currículo parte de la implementación de los PRAE pues éstos permiten integrar las diferentes áreas del conocimiento, para el manejo de un universo conceptual aplicado a la comprensión y a la contribución en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales locales, regionales y nacionales (Torres, 2002). El problema de investigación, núcleo del PRAE, tiene relación directa con las necesidades de la comunidad educativa para comprender la realidad ambiental y generar acciones articuladas desde los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales para su transformación. El Decreto 1743 de 1994, reglamentado por la Ley General de Educación 115/94, el cual establece la obligatoriedad de implementar los PRAE como estrategia para abordar la dimensión ambiental desde la escuela y como herramienta para la intervención de las problemáticas ambientales de cada contexto.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENE ENTONCES UNA ESCUELA ECOEFICIENTE?

Ecoeficiencia en el contexto del presente proyecto se deriva en su fundamento conceptual de la ecología como la ciencia que estudia las interrelaciones de los seres vivos entre sí y su entorno. En este sentido se integra el concepto de eficiencia al de ecología, entendiendo las organizaciones como sistemas que interactúan con el medio en el cual desarrollan su labor, para referirse a la obligatoriedad de estas de generar procesos internos cada vez con menor grado de afectación sobre el medio, sin perder de vista su objeto social y económico. Así la ecoeficiencia se refiere al máximo aprovechamiento de los recursos empleados, disminuyendo su grado de alteración, ya sea a través de la implementación de procesos cada vez más limpios, o de minimizar el uso de los mismos, optimizando sus resultados finales como organización.

Según lo expuesto hasta el momento, una escuela ecoeficiente debe tener las siguientes características:

  • Plantea y ejecuta estrategias que lleven al uso eficiente de los recursos existentes y los opera dentro del Proyecto Educativo Institucional, a través de la ambientalización y transversalización curricular, tomando como eje la problemática ambiental priorizada.
  • Evalúa las actividades desarrolladas en la institución educativa con el objeto de disminuir el impacto ambiental generado, a través de Proyectos Ambientales Escolares (PRAE), orientados desde la perspectiva de la Investigación-Acción-Participativa (IAP). Para Alicia Kirchner (2008), la investigación acción participativa es una metodología que apunta a la producción de un conocimiento propositivo y transformador, mediante el debate, la reflexión y la construcción colectiva de saberes entre los diferentes actores de un territorio con el fin de lograr la transformación social.
  • Incorpora el concepto de sostenibilidad por medio de estrategias pedagógicas y transversaliza los contenidos actitudinales ambientales deseables de la comunidad educativa al PEI.
  • Articula los resultados de su plan de acción ambiental con instituciones del municipio tales como UMATA (Unidades Municipales de Asistencia Técnica Agropecuaria) y CIDEA (Comité Técnico Interinstitucional de Educación Ambiental), entes gubernamentales creados dentro de la Política Nacional de Educación Ambiental, que dentro de sus funciones incluyen el acompañamiento y asesoría de los PRAE, así como la evaluación de los planes de educación ambiental.
  • Realiza un monitoreo y seguimiento permanente del PRAE de la institución.
  • Diseña, implementa y evalúa unidades didácticas interdisciplinarias según problemática ambiental principal para aplicarlas en los diferentes niveles educativos de la institución.

¿QUÉ APORTA EL COMITÉ AMBIENTAL ESCOLAR (CAE)?

El CAE es una forma de organización escolar que tiene como propósito abordar la solución y prevención de problemas ambientales en la institución educativa, a través de la implementación de prácticas ambientales adecuadas asociadas a la ecoeficiencia, participación en actividades de capacitación ambiental, elaboración del diagnóstico de ecoeficiencia escolar, planificación, coordinación y evaluación de acciones, incentivar el desarrollo de proyectos de innovación tecnológica, realizar el monitoreo de la inserción de buenas prácticas ambientales asociadas a la ecoeficiencia, efectuar convenios de cooperación interinstitucional en la temática ambiental, así como promover, difundir y evaluar el PRAE.



Certificados

Teléfonos

Contáctenos: Bogotá - Colombia.
Sede Candelaria Calle 8 No. 5-80
Sede Bosque Popular Carrera 70 No. 53-40
Pbx Candelaria: (571) 3821000.
Pbx Bosque: (571) 423 2700.

Directorio Telefónico